LOS AMIGOS TE LEVANTAN

Entonces Pedro dijo: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo, te doy. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, camina”. Tomándolo de la mano derecha, lo ayudó a levantarse, y al instante los pies y los tobillos del hombre se fortalecieron… Hechos 3:6–7

Después de qué Pedro le habló una palabra de fe al mendigo lisiado en Hechos 3, Pedro no le permitió quedarse quieto. No le dio otra opción. Oró y luego lo levantó. Necesitas algunos amigos como Pedro que no te dejarán estar abajo. Cuando estás en boxes, cuando no puedes levantarte por tu cuenta, no necesitas personas que sientan pena por ti. Necesitas personas que te saquen de ese pozo. Necesitas personas que te amen tanto que no te permitan poner excusas ni desanimarte ni renunciar a tu sueño. No solo oran, sino que te levantan.

Es posible que debas alejarte de un entorno negativo y de las personas que están habilitando tu disfunción y te están frenando. Aléjate de las personas que te dicen que donde estás es donde siempre estarás. Permanece en un ambiente de fe. Si haces esto, verás un aumento, nuevos niveles, nuevas relaciones, nuevos talentos y la plenitud de tu destino.

Una oración para hoy

Padre, gracias por los amigos que no me dejan quedarme abajo, pero están ahí para ayudarme a levantarme cuándo los necesito. Ayúdame a desarrollar relaciones con las personas adecuadas y a separarme de aquellos que me mantienen en los boxes. Declaro que permaneceré en un ambiente de fe. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »